Cuencos tibetanos

¿Qué es la terapia con cuencos tibetanos?

Es un masaje sonoro realizado con estos instrumentos metálicos (cuencos tibetanos)
Se utilizan golpeándolos o frotándolos con una baqueta y producen un sonido cargado de armónicos de naturaleza sanadora.

El paciente se estira en una camilla, cierra los ojos, y exclusivamente se concentra en el sonido que produce el terapeuta al tocar los cuencos tibetanos.

Los cuencos tibetanos han sido creados con conciencia e intención y son utilizados como guías en ritos ceremoniales, viajes astrales, el despertar de la conciencia y en la curación de enfermedades tanto a nivel físico, psíquico, mental, emocional y espiritualmente.

Los cuencos tibetanos están compuestos por una aleación de siete metales: plata, oro, mercurio, estaño, plomo, cobre y hierro y forjados de forma artesanal.

¿En qué se basa la terapia del sonido con cuencos tibetanos?

Toda terapia basada en el sonido, se basa en el principio de resonancia, por el cual una vibración más intensa y armónica contagia a otra más débil, disonante o no saludable.

El principio de resonancia designa la capacidad que tiene la vibración de llegar más allá, a través de las ondas vibratorias y provocar una vibración similar en otro cuerpo. Es decir es la capacidad que tiene una frecuencia de modificar a otra frecuencia.

Las mujeres que viven juntas o que pasan muchas horas juntas acaban ajustando sus ritmos hormonales. El ejército sabe que cuando cruzan un puente no pueden ir en formación, por el peligro de rotura del mismo, por lo que abandonan la formación hasta que lo han acabado de cruzar. Sendos ejemplos del principio de resonancia.

Además el sonido modifica nuestras ondas cerebrales, ayudándonos a entrar en otros niveles de conciencia, donde son posibles los estados de sanación espontánea y estados místicos, haciéndonos más receptivos a la auto-sanación.
El tercer factor de la terapia del sonido con cuencos tibetanos, son los armónicos. Cada vez que se produce un sonido aparecen los armónicos. Estos armónicos tienen efectos altamente beneficiosos sobre nuestro cuerpo y sobre nuestro campo energético.

Aunque no podamos escuchar frecuencias que están fuera de nuestro campo auditivo, ni podamos producir sonidos o frecuencias que estén fuera de nuestra capacidad, sin embargo mediante los armónicos podemos resonar con ellas.

¿En qué nos puede ayudar la terapia con cuencos tibetanos?

El médium Edgar Cayce predijo que el sonido sería la medicina del futuro y esto ya está ocurriendo.

  • Los grandes expertos en terapia de sonido ya han descubierto científicamente que mediante el sonido se puede conseguir la auto-destrucción de las células cancerosas y la curación de infinidad de enfermedades.
  • Los cuencos tibetanos son instrumentos de curación, sanación, relajación y meditación, ayudándonos a establecer una vibración saludable en todo nuestro organismo, tanto a nivel físico, mental o psicológico, emocional y espiritualmente.
  • Son un medio maravilloso para equilibrar los chackras y cambiar la conciencia desde un estado alterado de ansiedad y estrés hacia un estado de paz, relajación y serenidad, induciendo estados de sanación espontánea y estados místicos y elevando nuestra frecuencia vibratoria.
  • Las personas que han experimentado un masaje sónico con cuencos tibetanos experimentan grandes cambios, mayor claridad mental, aumento de la creatividad, mayor concentración, mayor visión de futuro y una gran sensación de paz. El resultado es un individuo más productivo, más centrado, más feliz, más sereno, más equilibrado, más en paz consigo mismo.
  • Existe un espacio de paz en nuestro interior y los cuencos tibetanos nos ayudan a entrar en él, nos ayudan a resonar con nuestra verdadera conciencia o yo superior y con ese sentimiento de paz y serenidad que todos llevamos dentro.
  • A nivel físico se utilizan en la curación de cualquier enfermedad; para recargar nuestro sistema energético, para aliviar el sufrimiento y el dolor (incluye el dolor emocional), para eliminar inflamaciones, para estados de ansiedad, angustia, estrés, depresión, tristeza, insomnio, hiperactividad.
  • Hace que los sistemas biológicos funcionen con más homeostasis; calma la mente y con ello el cuerpo y tiene efectos emocionales que influyen en los neuro-transmisores y los neuro-péptidos, que a su vez ayudarán a regular el sistema inmunitario, el sanador que llevamos dentro.

Origen e historia de la terapia del sonido con cuencos tibetanos

Según el gran maestro bodhisattva tibetano Gwalwa Karmaza, los cuencos cantores del Tíbet emiten el sonido del vacío, que es el sonido del universo manifestándose. Son el símbolo de lo incognoscible y como aleación datan de la época del buddha histórico, Shakyamuni (560 – 480 a C.)
Los orígenes de los cuencos tibetanos y su historia detallada se pierden en el pasado lejano y seguramente es un regalo de la religión chamánica Bon, que existía en el Tíbet varios siglos antes de la llegada del budismo.
Tradicionalmente los cuencos tibetanos se utilizaban para la meditación y la sanación en los monasterios de monjes.

  Subir
   
 
 
 
Los cuencos de cuarzoLos Cuencos de Cuarzo son una de las nuevas herramientas de sanación más poderosas del Universo, con propiedades curativas comprobadas científicamente.

A través del sonido penetran las células, activando y regenerando la memoria celular para sanar y modificar patrones físicos, emocionales, mentales, y espirituales desalineados (la estructura celular del cuerpo humano está conformada fundamentalmente por sales Cristalinas de Sílice -cuarzo-, lo que significa que la esencia de un Cristal es idéntica a la del ser humano).

 

 
Propiedades y beneficios que se obtienen con los cuencos de cuarzo
 
  ● Generan estados cerebrales de profunda relajación, liberando stress y tensiones del cuerpo. Disminuyendo cualquier tipo de actividad mental excesiva, para lograr estados de bienestar, paz y alegría.● Aumentan la energía por medio de la estimulación del líquido cefalorraquídeo (posiblemente la forma física de la energía Kundalini)

● Impulsan al A.D.N. para localizar rápidamente la proteína que necesita para reproducirse, regenerarse y generar energía celular; revirtiendo el proceso de envejecimiento.

● Armonizan, alinean y revitalizan los Chakras y Cuerpos sutiles (con sus órganos y glándulas correspondientes).

● Limpian el aura de energías negativas, impermeabilizando el ser de personas. Remueven además energías negativas o estancadas de entornos y espacios físicos, efectuando un Feng Shui energético, expandiendo vibraciones de armonía.

● Remueven las “sales cristalizadas” de enfermedades, patologías o bloqueos energéticos de cualquier ser vivo, para luego recibir la información sonora de equilibrio, armonía y salud.

● Los cuencos le reintegran a cada órgano y función, sus sonidos o vibraciones originales, vivificando y fortaleciendo su esquema energético, ejerciendo una profunda sanación.

● Los sonidos penetran las piezas óseas y facilitan la lubricación articular, otorgando mayor movilidad y flexibilidad, además de estimular el calcio.

● Músculos: activan ciertos procesos depurativos que le permiten a la masa muscular retornar a su estado armónico.

● Sangre: El torrente sanguíneo amplifica su oxigenación y dinamiza su tránsito a través de las venas y arterias (pues el fluido sanguíneo estás conformado por partículas piramidales de cristal de cuarzo, que al tomar contacto con el sonido, comienzan a pulsar y a emitir luminosas irradiaciones sanadoras)

● Ayudan a normalizar la presión arterial y el ritmo cardíaco.

● Sistema Nervioso: Corrigen las desintonías existentes en los microcircuitos y neurotransmisores cerebrales, reconectándolos y activándolos.

●Sincronizan y equilibran las frecuencias vibratorias de ambos hemisferios cerebrales, generando profundos estados de relajación, liberando en gran medida todo tipo de dolores de cabeza.

●Reactivan áreas y funciones del cerebro, que impulsan la preciada secreción de hormonas de autosanación: la Endorfina.

● Estimulan el despertar de sectores cerebrales apenas utilizados, generando potenciales capacidades espirituales e intelectuales, enlazando al Alma con su Esencia Cósmica.

● Estimulan la actividad de las ondas alfa del cerebro o meditación profunda.

● Oncología: Las células vitales estimuladas por los cuencos le transfieren al grupo de células desordenadas, patrones de Luz con el fin de crear estados de armonía y salud. Hay experiencias en enfermos con cáncer que han sanado con la ayuda de los cuencos de cuarzo.

● Aumentan la producción de Linfocitos T (sistema inmune).

●Hacen que los sistemas biológicos funcionen con más homeostasis.

● H.I.V.: Los cuencos emiten sonidos capaces de penetrar a gran velocidad en el sistema Nervioso, estimulando los recursos inmunológicos existentes en el organismo.

● Psicomotriz: Facilitan el acceso de Sagradas energías vivificantes que equilibran la pulsación de las ondas cerebrales, contribuyendo a que el Sistema Nervioso Central promueva una coordinada interconexión entre el cerebro y las funciones motoras del organismo.

● Casos de visión, audición o expresión oral reducida muestran notables grados de mejoría, abriendo además nuevos campos de percepción, despertando áreas cerebrales dormidas, ampliando la expresión del Ser.

● Desarmonías psicológicas y emocionales: La mayoría de estas patologías surgen a causa de intensas experiencias interiores que generan un desajuste en los cuerpos sutiles y vórtices de energía, dando origen a diversas consecuencias de desequilibrio. A través de los Cuencos Biosónicos los campos sutiles comienzan a ser suavemente alineados y balanceados, conectando al Ser nuevamente con el eje central de su vida.

● Los cuencos de cuarzo emiten ondas sinusoides que penetran profundamente la estructura celular del cuerpo, es como tener un masaje sonoro a nivel interno (átomos, moléculas, células, glándulas y órganos del cuerpo humano).

● Producen cambios positivos en el sistema nervioso, inmunológico, endocrino y neuropéptido. 

● Generan estados acrecentados de conciencia.

● Fomentan la autocomprensión.

● Desarrollan el pensamiento creativo y la memoria.

● Entregan tranquilidad y capacidad para superar el estrés. En resumen, el Cristal de Cuarzo es un cúmulo de Energía Cósmica condensada, cuyas propiedades vibracionales son:

● Almacenar códigos vibracionales.

● Expandir vibraciones armonizadoras en personas y lugares.

● Balancear energéticamente los campos electromagnéticos del Planeta.

● Activar la memoria celular.

● Conectar a la conciencia con los registros Akásicos.

● Acentuar la sensibilidad y la percepción a través de las capacidades intuitivas.

● Estimula la generación de endorfina y dopamina.

● Tienen efectos positivos en casos de artrosis, problemas circulatorios, piedras en el riñón, depresiones, autismo, esquizofrenia, anorexia, bulimia, fobias, problemas neuronales y otras múltiples dolencias.

  Subir
   
 
 
Diapasones de Cuarzo

Los diapasones de cuarzo son una de las herramientas utilizadas en la Terapia del Sonido, excelentes para el stress, inducen la relajación, equilibran los hemisferios del cerebro y alinean los chakras a través de la columna vertebral ayudándonos a recuperar la salud. También se los utiliza en meditación y limpieza energética. El diapasón de cuarzo es como un rayo láser de sonido…

Los diapasones emiten un sonido puro en diferentes frecuencias para cada parte del cuerpo, teniendo así un efecto curativo y debido a esto se utilizan en diferentes terapias e incluso en medicina.

El contacto del diapasón con el cuerpo hace que se estimule la sangre, la linfa, activando las frecuencias naturales del cuerpo, lo cual facilita la curación de la zona tratada. Podemos tratar puntos de acupuntura accediendo así a los centros energéticos de los meridianos y los chakras para equilibrarlos, liberando con la vibración los bloqueos emocionales y espirituales que se han ido formando. Estas ondas sonoras viajan profundamente dentro del organismo a través de las vías energéticas. También podemos tratar los diferentes cuerpos sutiles como el astral, emocional y mental.

El diapasón trabaja para devolver la vibración armoniosa a todo nuestro sistema: físico, mental, emocional y espiritual, creando un puente entre el sonido y la estructura. Vibran, como lo hace el cuerpo humano, según las proporciones armónicas específicas que refleje la geometría de su estructura.

El fenómeno de la resonancia simpática se refuerza por su uso en o alrededor del cuerpo. Del átomo a la molécula, de las células al ADN, el cuerpo está hecho de formas geométricas que se ajustan unas con otras para formar el total. Los diapasones, al coincidir exactamente con la mayoría de las relaciones naturales vitales, son capaces de “sintonizar” la vibración del cuerpo y volverla a poner en su vibración “óptima” y sana.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s