COMPARTIR ENERGIA INTIMA

 

 

Captura de pantalla 2014-05-02 a las 21.08.43

 

¿ Eres consciente de la responsabilidad que supone elegir con quién compartes tu energía más íntima ?

Todo encuentro íntimo con una persona te une de una forma especial con ella. Las energías y las almas se entrelazan y cuanto más profunda sea esa conexión más se comparte y se intercambia energía con esa persona.

Si estás con una persona que no le hace ninguna limpieza interna a su ser y si además esta persona ha estado con muchas otras y tampoco ha limpiado lo que las demás han dejado en ella, no sólo estarás adquiriendo parte de su carga energética sino que también estarás tomando parte de las energías de las demás personas que intimaron con ella.

Antes de intimar con una persona recuerda la frase que da título a este comentario: “Duerme con alguien que desearías ser”.

Cuando unimos las auras con alguien, aunque haya sido una vez en la vida, juntamos karmas, energía, luz, vibración, conocimiento, y damos también vía libre a larvas (vampiros energéticos que se nos plasman) o a entidades negativas como los íncubos o súcubos, por citar solamente algunos de los muchos entes del bajo astral.

El aura tiene de por sí una defensa natural, como la tiene la piel, que además es lo que le permite separar energéticamente un cuerpo áurico de otro, aunque estén en contacto; en el metro o bus, por ejemplo, donde casi siempre vamos todos apretados, las auras se tocan, pero debido a esta cualidad intrínseca defensiva, nunca se mezclan.

En el acto sexual lo que se persigue es lo contrario: la unión; las defensas bajan, las auras de las dos personas se fusionan y la energía se mezcla.

Si uno de los dos trae porquería en su cuerpo áurico, los dos acaban compartiendo esa porquería.

Cuando las dos personas se separan, cada uno tiene algo de energía del otro, con lo que eso conlleva. Si ninguno de los dos tenía porquería pero practican sexo sin amor, la lujuria perturba sus energías y puede generarse suciedad en las auras. Si la otra persona es lujuriosa y lleva hasta el extremo su lujuria, ni siquiera podrá tener una relación sexual placentera porque todo le sabrá a poco.

El sexo es un poderoso vehículo muy elevado, espiritual, diseñado para recordar el momento de la Creación, y despierta las mismas fuerzas primarias creadoras. Una energía tan potente es como un faro enorme de luz. Movida por la lujuria, esta luz se distorsiona y puede atraer entes de energía perturbada.

El Amor, sin embargo, supone una entrada de la energía más elevada, y hace que la relación entre dos personas tan sólo atraiga bendiciones, estén protegidos y evita la distorsión energética.

Esto es algo hermoso cuando realmente amamos y deseamos pasar con esta persona el resto de nuestros días, ya que cuando amamos realmente queremos compartir lo bueno y lo malo con nuestra pareja, pero cuando sólo fue un acto de placer, o de una noche, ya no es tan agradable; ya que de la misma forma unimos todo lo mencionado y esta unión energética dura siete años, a partir de la última relación sexual. Así es, siete largos años en que el lazo no se rompe, en que seguimos unidos de forma energética y kármica con todo aquel con quien hemos compartido nuestra cama, nuestro espacio y nuestro cuerpo energético.

Esto es importante: el sexo no es malo, pero lo que hacemos con él puede perjudicarnos o beneficiarnos, puede cambiarnos para siempre.

Además de que se complica cuando la cadena es grande, porque imagina a alguien que ha tenido relaciones sexuales digamos, con nueve personas; que a su vez cada una había tenido sexo con tres. ¿Puedes imaginar cuántos karmas y plasmaciones tienes tú después de esta cuenta benévola?.

Cuando unimos nuestra energía de este modo, también damos nuestro poder y vibración de vida a la otra persona, creando lo que antiguamente llamaban puentes de poder o lazos kármicos. Este tema es tan complejo, impactante y profundo, que no acabaríamos en horas. Pero este conocimiento nos hará tener más consciencia de la ligereza o profundidad de nuestros actos.

Para el descanso de todos compartiremos una cura: Si encuentras el amor de tu vida, un Amor profundo y verdadero, este Amor es capaz de quemar y trasmutar lo que sea, convirtiéndose en una cura de amor y de energía para la pareja.

Armoniza tus chakras, trabaja sobre ellos y evita tener parejas pasajeras. Lo ideal es compartir nuestra energía más íntima con quien amamos y nos ama, nuestra pareja, no con personas que sólo nos atraigan o personas que sólo despierten en nosotros pasión física.

Recuerda que si compartimos nuestra energía con personas fugaces, no sabemos con qué otras personas también fugaces y con energías densas estamos intimando; lo mejor es saber quién y qué lleva en sí cada persona con la que nos involucramos íntimamente.

El ser humano responde a sus instintos animales (hormonales) igual que una mariposa nocturna se arrima a la luz incandescente de una lámpara que la quema lentamente, pero sigue arremetiendo sin tener conocimiento de su destino.

Por esto la tasa de matrimonios baja, mientras los divorcios se incrementan; y sólo prevalecen limpios aquellos que deciden convivir hasta darse cuenta de que son el uno para el otro y consideran el matrimonio o prefieren seguir en la relación sin certificado alguno..

LIMPIEZA 

Captura de pantalla 2014-05-02 a las 21.54.07

Ritual Para Borrar Tus Huellas Sexuales

Este baño sirve para quitar las huellas kármicas ( residuos de ésta y otras vidas ), energías negativas o viejas que deben ser desechadas. Limpia todas las huellas sexuales energéticas de anteriores relaciones, porque debes recordar que al hacer el amor con una persona, también estás haciendo el amor con todas las personas con las que tu pareja ha tenido relaciones y viceversa. Hay un intercambio energético de auras ( energía que envuelve el cuerpo ), en la que se mezclan todas las personas que han tenido contacto íntimo con el individuo. Pasan SIETE años antes de que una huella sexual desaparezca de tu cuerpo, de esa manera vamos cargando basura de muchas personas.

Preparación:

A) Sal Marina ( de la más pura, búscala en tiendas naturistas )
B) Aceite puro de tu esencia favorita ( rosas, limón, jazmín, sándalo, maderas, etc. )
C) Miel de Abeja ( la más pura que encuentres )

Se hace una pasta con los primeros dos ingredientes y se ponen en todo el cuerpo desde la cabeza hasta los pies, haciendo énfasis en la zona sexual. Al mismo tiempo, visualizas tus amantes empezando por el más reciente y dices en voz alta : Fulanit@ , te regreso toda tu energía, regrésame la mía….y te despido con amor. Después visualizas al anterior amante y así con cada uno hasta terminar ( mientras tanto sigues frotando tu cuerpo y limpiando ).

Después puedes ponerte una bata ligera o desnud@ si lo prefieres, para que te sientes a meditar durante 15 minutos ( con la sal y el aceite en el cuerpo ), visualizando expansión y sintiendo perdón y limpieza energética. Llénate de luz y dí en voz alta, y les pido que este aceite y sal limpien ( vas imaginando como te limpian ) y recojan toda impureza. Gracias padre que ya me escuchaste.

Después te enjuagas en la regadera y te embarras todo el cuerpo con miel pura. Meditas otros 15 minutos con sentimiento de expansión, libertad y amor en perfección.
Repites en voz alta: Agradezco y pido a las hermanas abejas y a su milagrosa miel, que endulcen todos los aspectos de mi vida, y sobre todo, que sólo se acerquen a mí, seres y amores de altísima vibración en amor, salud, bienestar, felicidad y sexo sagrado para lograr la unión perfecta…así sea.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s