LAS LEYES DE LA NATURALEZA

Captura de pantalla 2015-02-10 a las 09.27.29

1 Ley de la Evolución

Lo que tiene vida muestra una tendencia hacia su propia mejora, la consiga o no. Desde una célula hasta un ser humano, toda la vida realiza permanentemente un intento de evolución. Esta evolución, no siendo la única ley existente, puede estar supeditada a cambios, o puede ir en un sentido que, para un ser humano que observa en un limitado espacio-tiempo, no sea totalmente comprensible. Einstein decía que el universo es un orden perfecto, que cuando en el universo observamos un desorden, no es en realidad un desorden sino solamente un orden que no comprendemos. Esta vocación evolutiva actúa a través de la conciencia y de la energía. La energía, aunque ilimitada como totalidad, es limitada como parte de la totalidad. Esa limitación de la parte es la que podemos observar en la naturaleza en lo grande y en lo pequeño.

Esta sola ley ha suscitado tantos debates a lo largo de la historia, que ni de lejos hay espacio posible en esta unidad didáctica para desarrollarla. Vemos interesante señalar, por un lado, que es discutible para un ser humano consciente la necesidad de evolución, pero, por el otro lado, que el mal manejo de este impulso natural interno puede causarle desequilibrios en la salud.

2 Ley de los Niveles

La naturaleza está organizada en niveles, de manera que cada nivel está supeditado a su nivel superior y, a su vez, se sustenta sobre los niveles inferiores, aunque estas interacciones pueden llegar a ser mucho más complejas y variadas que un simple flujo unidireccional.

Uno de los ejemplos más conocidos de esta ley lo tenemos en la ecología, donde vemos que cada ser vivo, según su capacidad y potencialidad, utiliza recursos que pertenecen o provienen de seres con menos capacidad, y en los que atributos como la tenencia de un sistema nervioso, o la posibilidad de desplazamiento son definitivos para situarle en un punto concreto de esa organización en niveles

Dentro de un ser humano, por ejemplo, hay funciones vitales más hegemónicas que otras que, aún siendo imprescindibles, no son tratadas con la prioridad de las más vitales. Algunas prácticas frecuentes en nuestro modo de vida actual interfieren a menudo en esta organización por niveles, tanto dentro como fuera de la persona, ocasionando desequilibrio bioquímico, ecológico, demográfico, y social, entre otros. No descansar es un ejemplo de daño de lo inferior hacia lo superior.

3 Ley de la Analogía

Al estar todos los niveles de existencia supeditados a unas normas determinadas, lo que sucede en cada nivel tiene un mismo fondo, y a veces incluso una forma parecida. Esta ley es muy útil, pues permite ampliar nuestros conocimientos a partir de los que ya tenemos. Por ejemplo, si sabemos cómo funciona la armonía de las notas musicales, podemos comprender cómo funciona la armonía de los colores. Si sabemos cómo funciona el tono muscular, podemos entender cómo funciona una organización de personas. Si sabemos cómo funciona la defensa de una ciudad fortificada, sabemos aspectos del sistema inmunitario, etc.

En el orden inverso, sucede que cuando de un fenómeno que no comprendemos tenemos uno o varios datos, podemos colocar esos datos en un fenómeno que conozcamos mucho, y normalmente esta interpolación nos permitirá completar los datos que nos faltaban en el primer fenómeno.

4 Ley del Movimiento

En todas las técnicas naturales de salud se dice que el movimiento es fundamental para la vida. Así se comprueba en Biología. Vemos el movimiento en todo lo que existe, y ya desde pequeños aprendemos a asociar que el movimiento es inherente a la vida. A grandes rasgos, deducimos que lo que no se mueve está muerto. Aprendemos así que muchas alteraciones de la salud empiezan a mostrarse por medio de una disminución o bloqueo de su movimiento.

En Osteopatía supone un bloqueo articular o en el movimiento respiratorio primario de los tejidos. En Psicología puede ser una falta de comunicación o de sentir emociones. En Medicina tradicional china puede suponer una mala circulación energética por los meridianos. En una empresa puede verse en su falta de ideas innovadoras o en su incapacidad para adaptarse a los cambios. Esta misma ley nos muestra que nuestras decisiones o acciones serán más acertadas cuanto más vayan en el sentido de la recuperación del movimiento, ya sea propio, de otras personas, o de otras estructuras.

5 Ley de Causa y efecto

Es una ley tan conocida, que casi no necesita presentación. Quizás sea una de las leyes que más pronto descubrió el ser humano. En otras unidades citamos que hay elementos que favorecen la salud y elementos que favorecen la enfermedad. Lo citamos para que la persona que quiera conseguir un efecto (por ejemplo, la salud) promueva causas que se relacionan con ella, como labuena alimentación o estar en paz. Como en otras leyes, podemos recorrer esta ley en los dos sentidos. A veces nos encontramos con un efecto que no comprendemos bien; pero remontando la cadena de consecuencias que llegan hasta él, tenemos la posibilidad de comprender cómo se originó.

También, cuando vamos a realizar una acción podemos imaginar o, incluso, asegurar su consecuencia. Por ejemplo, si siembro patatas se que cosecharé patatas. Esto que, explicado así, parece una perogrullada, sin embargo no resulta tan evidente en otros escenarios. En las consultas de técnicas naturales de salud, con relativa frecuencia nos encontramos con que las personas que atendemos tienen serias dificultades para relacionar lo que les ocurre con su forma de vivir; suelen acusar de sus males al medio ambiente, a la genética de sus antecesores, a un profesor nefasto en su infancia, etc., pero les resulta doloroso pensar que a veces la causa está en ellos mismos.

6 Ley de Desigualdad

Hemos mencionado antes la ley del Movimiento. Si examinamos el movimiento, vemos que para producirse precisa de la desigualdad. La igualdad sería incapaz de producir movimiento. Desde el metabolismo celular o la acción de los neurotransmisores, hasta la invasión bélica de un país, todo movimiento parte de una desigualdad. La exposición hasta aquí parece un sin sentido, pues al exponer la Ley del Movimiento hemos podido presuponer que el movimiento es lo “bueno”, y la falta de movimiento es lo “malo”.

¿Qué ocurre? Podemos decir que la desigualdad busca su igualdad a través del movimiento, que el movimiento no cesa hasta que la igualdad no se produce. La propia vida es generada desde la desigualdad. Si la observamos con perspectiva suficiente en un ser humano, podemos llegar a ver que toda la vida es una búsqueda incesante de equilibrio, que la la desigualdad generada por la falta de equilibrio participa en mantener al ser humano en movimiento.

7 Ley de los Opuestos

Si observamos la vida que nos rodea, tanto en lo grande como en lo pequeño, veremos que todo lo que existe tiene un opuesto. Puede ser un fenómeno accesible a nuestros sentidos, como el frío y el calor. También puede pertenecer al mundo de nuestras ideas, como la belleza y la fealdad. Es claro que si algo no tuviera su opuesto, no podríamos percibirlo o conceptuarlo.

Si pretendemos hacer desaparecer un polo de la vida, con él desaparece su opuesto. Algunas empresas en la actualidad están trabajando afanosamente en encontrar la fórmula para que la muerte desaparezca, sin darse cuenta que si la muerte desapareciera, con ella también desaparecería la vida.

Esta ley, lógicamente tiene mucho que ver con las citadas anteriormente, como la Ley de la Desigualdad y la Ley del Movimiento. Son los opuestos los que posibilitan la Desigualdad, y es la Desigualdad la que favorece el Movimiento. Podemos decir que, aún quietos, los Opuestos son movimiento en potencia. La salud, lógicamente, depende de un perfecto Equilibrio entre los Opuestos. 8 Ley de la Necesidad

La naturaleza tiende a mantener lo necesario, no es amiga de lo inútil. Así, haciendo una Analogía con la frase de Einstein citada anteriormente, podemos decir que cuando en la naturaleza vemos una creación inútil, no es una creación inútil, sino una creación útil que no comprendemos. El conocimiento de esta ley, como el de todas, es de gran utilidad en naturopatía, pues a menudo no sólo las personas sino también los profesionales de la salud, tendemos a ver el concepto de enfermedad como un acto inútil, molesto, fuera del “orden”, cuando no incomprensible. Pero la llamada enfermedad obedece a la Necesidad, igual que obedece a la Desigualdad, al Movimiento y al desequilibrio entre los Opuestos cuando no son capaces de complementarse.

9 Ley de la Finalidad

Al escribir acerca de la Ley de la Evolución, así como de otras tantas que hemos ido enumerando, vemos que tiene un punto en común, que es la Finalidad. Hemos dicho que la naturaleza tiene un sentido, aún cuando a veces no podamos comprenderlo. Este sentido no es sino una Finalidad, un objetivo. Esta Finalidad, no necesita ser vista necesariamente como una línea recta. La naturaleza, que es Movimiento, que es Desigualdad, que es Necesidad, busca también su propio Equilibrio que, a menudo, es Adaptación. La Adaptación, frecuentemente, es un Movimiento necesariamente no lineal. Vemos el fin de muchas pequeñas Causas, a través de sus Efectos. Por Analogía, podemos acercarnos a comprender la Finalidad de causas mayores.

10 Ley del Equilibrio

Ya hemos anticipado un poco esta Ley con las anteriores. Vivimos en un universo muy plural. Entre otras variables, mencionamos que está organizado en niveles. Esta complejidad requiere de una relación ajustada entre todas las partes; del resultado de ello depende la posibilidad de continuidad, de duración en el tiempo de todas ellas y, aún más, del conjunto.

Por esto, cuanto más conscientes de si mismas son las partes acerca de las otras partes y del todo, más posibilidades de Equilibrio pueden mantenerse. Dentro de un sistema, cada parte ocupa un espacio-tiempo. Esta ocupación no es estática, ya que dijimos que todo está en Movimiento, puesto que todo lo que existe está sujeto a la Necesidad y a la Finalidad, entre otras características.

Para poder coordinar el Movimiento perpétuo con la Necesidad de Equilibrio, el conjunto debe mantenerse en un estado de Integridad tensional. Como se ve en Psicología, las posiciones egoístas, así como sus opuestas en la insuficiente consciencia de si, impiden el Equilibrio.

Las posiciones egoístas dañan al conjunto. Las posiciones con deficiencia en autoconsciencia dañan al individuo y, a través de él, al todo. Por Analogía, podemos ver que, en el terreno del organismo humano, del Equilibrio depende la salud. Sabemos que un tumor es un conjunto de células que evidencian la deficiencia de Equilibrio general. En un conflicto armado vemos a un conjunto de personas que evidencian también la deficiencia de Equilibrio general.Es así como el naturópata nunca debe confundir las partes con el todo, ni el síntoma con la Causa, que siempre está alejada en el espacio y en el tiempo.

11 Ley de los Ciclos

Como hemos dicho anteriormente, el Movimiento raramente se produce de una forma lineal. En la naturaleza, como en el arte, como en la historia, como en todo, vemos que las acciones y los fenómenos se desenvuelven en trayectorias circulares. Estas trayectorias de inspiración circular, pueden ser círculos cerrados, círculos abiertos, espirales, ondas, sinusoides, etc.

En cualquier lugar de la naturaleza que enfoquemos nuestra mirada, veremos la acción de estos Ciclos. Uno de los más conocidos (en los países no ecuatoriales) es el de las estaciones del año, al cual se ha adaptado y del cual depende la vida de plantas y animales. Podemos pensar en otros ciclos, como el Ciclo reproductivo femenino, llamado también Ciclo menstrual. Podemos ver el Ciclo del día y la noche, dentro del Ciclo lunar y del solar, etc. La salud y también la perturbación de la salud obedecen a la Ley de los Ciclos, que pueden ser aprovechados o desaprovechados según el grado de conocimiento y comprensión de ellos.

12 Ley de la Selección

Conocemos también esta ley, sobre todo en estas últimas décadas a través de la Biología y de la Ecología. Es también una ley en estrecho contacto con todas las demás, pues la Selección se relaciona con la capacidad de Adaptación, con el manejo de la Necesidad, con el cumplimiento de la Finalidad, con el estado de Equilibrio, etc. No utilizamos el concepto de Selección en un sentido Darwinista, corriente que ha ido siendo contestada desde que surgió.

Nos interesa más aquí promover en el estudiante la comprensión y aceptación de que la naturaleza es un orden muy superior al de cualquier individuo. Por muy sólidos y deslumbrantes que nos parezcan nuestros conocimientos e invenciones, si no están en Equilibrio con la Necesidad y con la Finalidad de la naturaleza, tarde o temprano serán deseleccionados por ella. Sólo en nuestro miope narcisismo de “nuevos ricos” podemos pensar que le estamos haciendo un daño irreparable a la naturaleza. Estamos haciendo un daño que la naturaleza está pudiendo Adaptar. Cuando no sea así, es claro que la propia Integridad tensional equilibrará el conjunto.

13 Ley de Herencia

Cuando hablamos de herencia, el primer pensamiento de muchas personas va hacia el concepto de Genética. Sin embargo la herencia de un ser humano es bastante más compleja. Ya desde los inicios de la genética, por parte de Mendel y otros investigadores, se comprobó que aunque la genética marque unos caracteres, éstos pueden expresarse o no. Así se acuñó el término de Genotipo para todo el conjunto de la información genética, y de Fenotipo para la expresión de esta información, más la influencia del medio ambiente. Pero cuando hablamos de medio ambiente, nos encontramos con una inmensidad de influencias:

El lugar que el nuevo hijo ocupa para los padres, para sus hermanos, para los demás familiares; la cultura en la que nace, la educación que recibe, y su experiencia única e irrepetible en el seno de esta infinita complejidad. La Herencia nos provee de rasgos. Estos rasgos, aunque para los seres humanos puedan ser catalogados como “buenos” o “malos”, no necesariamente son tratados igualmente por la naturaleza que, como hemos dicho anteriormente, tiene su propia Necesidad y su Finalidad. Los rasgos principalmente son vistos en la esfera de la apariencia física y en la psíquica, pero los inmensos rasgos biológicos que no se ven a simple vista (pero que están actuando de forma permanente en el interior del ser humano), son de gran interés para el profesional de la salud.

Detrás de una diabetes puede haber una herencia de tipo genético. Pero también una ansiedad crónica, relacionada con el medio en el que nació y se educó un individuo, puede ocasionar una diabetes, aunque los antecesores del individuo no la tengan. Y, aún más lejos (y tal y como está ocurriendo en la actualidad), el bajo poder adquisitivo de un individuo puede hacerle elegir, de forma demasiado selectiva y reduccionista, comprar alimentos en el supermercado de su barrio en los que converjan las características de que sean muy económicos y que llenen el estómago, ocasionando problemas metabólicos que desembocan en la misma diabetes.

14 Ley del Amor

Esta ley puede sorprender , sin embargo, la mayoría de las leyes que hemos descrito se relacionan con el Amor, y es por esto que hemos dejado a ésta como la última ley de esta lista no exhaustiva. Hemos utilizado las palabras consciencia y conciencia en diferentes puntos de estas leyes, como un atributo y actividad imprescindible en el ser humano.

El Amor supone diferentes grados de vivencia humana, desde una simple atracción hasta una inmensa conciencia del otro. En nuestra vida cotidiana, sin necesidad de ningún gran experimento científico, podemos ver sin esfuerzo dos cosas entre las más importantes del ser humano.

Por un lado, sin Ley de Atracción no existiríamos ni como individuos ni como especie. Por el otro lado, aún cuando existiéramos, si no contáramos con la vida afectiva de dar y recibir que supone el Amor, la vida nos sería muy difícil de soportar. Por Analogía, podemos ir comprendiendo que esto sucede en cualquier nivel por encima nuestro (nuestro sistema solar, por ejemplo), o en cualquier nivel por debajo nuestro (mundo vegetal, por ejemplo).

El Amor, definido filosóficamente, supone un desplazamiento de recursos nuestros para dirigirse hacia el otro. A veces este desplazamiento supone incluso una renuncia consciente al propio bien, para agrandar el bien del otro. Este fenómeno, que parece entrar en contradicción con leyes como la de la Selección o la de la Necesidad, ha mostrado una extraordinaria eficacia en el mantenimiento de la vida y de la salud, no sólo del individuo, sino del colectivo, pues en la práctica se ve que no supone una contradicción, y que sirve perfectamente al propósito de la naturaleza, a su Finalidad, a su Equilibrio.

Captura de pantalla 2015-02-10 a las 09.50.49

Si admitimos la existencia de leyes y que estas leyes sustentan un Orden natural, podemos suponer que su comprensión nos permitirá aprovecharlas, y la ignorancia o negligencia acerca de ellas nos hará desaprovecharlas. Ninguna ley es de obligado cumplimiento para el ser humano, ya que éste posee el libre albedrío que le permite tomar decisiones con más consciencia que la que suele estar disponible en el resto del mundo animal. También el atributo de la voluntad nos permite tener persistencia en nuestras decisiones. Ya hemos dicho anteriormente que el verdadero Orden natural no es antropocentrista.

Es decir, que si como especie no resultamos interesantes para la Finalidad de la naturaleza, podemos ser deseleccionados con la misma facilidad con la que fuimos seleccionados. Aunque estemos en desacuerdo con respecto a la ley de la gravedad, por muy inteligentes y capacitados que seamos, si salimos de nuestro apartamento por la ventana en lugar de salir por la puerta, normalmente tendremos un accidente más o menos grave, accidente que no tendrá en cuenta lo buenos que seamos, ni la función “imprescindible” que cumplimos en el seno de la sociedad, ni el dolor que esto pueda ocasionar a nuestra familia. Así ocurre con todas las demás leyes.

Aunque unas admiten más posibilidad de ser evitadas que otras, el profesional de la salud comprueba fácilmente que en la medida en la que una persona se aleja de una, de varias o de la totalidad de ellas, se aleja de la posibilidad de gozar de buena salud. Es claro que una buena parte de la sociedad desoye en mayor o menor grado estas leyes; no hay más que ver las estadísticas de personas que pierden la salud y, aún más tristemente, las que pierden la vida antes de hora. No podemos achacar esta negligencia sólo al individuo, a pesar de que éste tiene a menudo la posibilidad de mejorar su situación.

No debemos perder de vista el hecho, cada dia más evidente, de que sobre el individuo hay una fuerte presión de intereses para que piense, sienta y actúe de acuerdo a ellos. Es por esto que el naturópata tiene una notable función como reeducardor. Es por esto también que cuanto más el naturópata haya reflexionado sobe las leyes y las haya experimentado en su vida, mejor podrá acompañar al otro en el proceso de recuperar la capacidad de hacer mejor las cosas.

Las leyes suponen límites, y es este un concepto que no suele gustar nada al ser humano. Sin embargo, los límites son, al mismo tiempo, eficaces guías para el viajero que camina por terrenos frecuentemente desconocidos. Hemos dicho anteriormente que cada ser en la naturaleza ocupa su lugar. Si algo no está en su lugar, perturba necesariamente la Integridad tensional del conjunto, atentando contra su economía y contra su ecología. Existiendo con normalidad en el seno de las leyes, podemos estar seguros de ocupar nuestro lugar, de manera que ni perturbamos ni somos perturbados.

David Ortega

Naturópata, terapias naturales, biomagnetismo, astrología y quiromasaje.  

Facebook ( pinchar en la imagen ) :

Captura de pantalla 2015-02-10 a las 09.53.27

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s